Archivo de la categoría: Estudios Bíblicos

¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en génesis 2-3 (Parte 7)

Estándar
¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en génesis 2-3 (Parte 7)
El mandato  de prueba, es la segunda obra de una serie de seis obras llamadas “La historia de Adán y Eva” del pintor y grabador holandés, Lucas van Leyden. Nos recuerda el pintor: “God tells Adam and Eve that they may eat the fruits of all the trees in the garden, except from the tree of knowledge of good and evil.” Es curioso observar la representación antropomórfica de Dios, quien literalmente se está paseando con Adán y Eva en el jardín mientras da su mandato de prueba.

El mandato de prueba, es la segunda obra de una serie de seis obras llamadas “La historia de Adán y Eva” del pintor y grabador holandés, Lucas van Leyden. Nos recuerda el pintor: “God tells Adam and Eve that they may eat the fruits of all the trees in the garden, except from the tree of knowledge of good and evil.” Es curioso observar la representación antropomórfica de Dios, quien literalmente se está paseando con Adán y Eva en el jardín mientras da su mandato de prueba.

El Paraíso como templo y como mujer-madre

En está publicación me dedicaré a rescatar algunos aspectos de la hipótesis de Franceska Stavropoulous (a quién había mencionado en las publicaciones anteriores),profesora de AT de la Universidad de Exeter; su hipótesis consiste en que el relato del Edén y de la caída no es una continuación o un segundo relato de la creación sino que está basado en un lugar, hecho, pareja más específicos; aquí rescataré algunos aspectos que considero importantes para esté ensayo.

1. Nos dice que el jardín es primero que todo, una construcción arquitectónica y no un mundo idealizado en el principio de los tiempos. Esta idea de jardín construido por el hombre se relaciona con los jardines de los asirios, que eran una forma de controlar y mantener una tierra fértil o una especie de oasis en medio de un clima hostil; esto gracias a sistemas de regado artificiales

“El término sumerio gdn empleado en el texto de Gen 2,8 para designar el «paraíso» significa «jardín regado», y su ideograma es justamente una parcela de terreno dividida en surcos de riego, Y los regadíos que estaban junto a la estepa se llamaban gú-edin-na («límite de la estepa» o edin: Edén); en realidad, la tierra regada o gdn había sido conseguida por el esfuerzo humano en medio de una tierra pantanosa y de aluvión.”[1]

Pero estos jardines eran aun más: eran construidos para que las divinidades vivieran ahí y además eran una representación o más bien una síntesis del cosmos: microcosmos.

El texto parece evidenciar estas ideas: 2, 5-6 “no había aun matorrales en la tierra, ni brotaba hierva en el campo, porque el Señor Dios no había enviado lluvia a la tierra, ni había hombre que cultivase el campo y sacase un manantial de la tierra para regar la superficie del campo”, en el versículo 10 el río que se divide en cuatro brazos también puede hace alusión a ese sistema artificial; por otro lado 3, 8 dice que Adán y la Mujer “Oyeron al Señor Dios que se paseaba por el jardín tomando el fresco”

2. Adán es un jardinero-rey encargado de cuidar del jardín. El rey tiene una relación muy estrecha, única con la divinidad. Es el intermediario entre la humanidad y las divinidades, la función de Adán-rey como jardinero del jardín en el que vive Dios es el de ser el garante de ese acceso entre lo divino y lo terrenal.

Ezequiel 28, 12-19 parece ser “otra versión” del Edén, incluso es un texto más antiguo que el de Génesis 2,4b-3; y este texto habla de un rey…

“Hijo de hombre, entona una elegía sobre el rey de Tiro. Le dirás: Así dice el Señor Yahveh: Eras el sello de una obra maestra, lleno de sabiduría, acabado en belleza.13.En Edén estabas, en el jardín de Dios. Toda suerte de piedras preciosas formaban tu manto: rubí, topacio, diamante, crisólito, piedra de ónice, jaspe, zafiro, malaquita, esmeralda; en oro estaban labrados los aretes y pinjantes que llevabas, aderezados desde el día de tu creación.14.Querubín protector de alas desplegadas te había hecho yo, estabas en el monte santo de Dios, caminabas entre piedras de fuego.15.Fuiste perfecto en su conducta desde el día de tu creación, hasta el día en que se halló en ti iniquidad.16.Por la amplitud de tu comercio se ha llenado tu interior de violencia, y has pecado. Y yo te he degradado del monte de Dios, y te he eliminado, querubín protector, de en medio de las piedras de fuego.17.Tu corazón se ha pagado de tu belleza, has corrompido tu sabiduría por causa de tu esplendor. Yo te he precipitado en tierra, te he expuesto como espectáculo a los reyes.18.Por la multitud de tus culpas por la inmoralidad de tu comercio, has profanado tus santuarios. Y yo he sacado de ti mismo el fuego que te ha devorado; te he reducido a ceniza sobre la tierra, a los ojos de todos los que te miraban.19.Todos los pueblos que te conocían están pasmados por ti. Eres un objeto de espanto, y has desaparecido para siempre.” [2]

4.Entonces si este paraíso es en realidad un jardín construido por el hombre para que Dios habite y dónde el Adán-rey es su “jardinero” deducimos que se trata de un templo-palacio, Franceska dice que el jardín estaba dentro de un templo. Dios o la divinidad, estaba totalmente presente dentro del templo en este sentido este jardín-templo-palacio es el axis mundi o el punto donde se conecta lo divino con lo terrenal, donde estas dos esferas se hacen uno, es el centro del mundo y el lugar sagrado por excelencia (también hay que rescatar que Ezequiel 28 12-19 puede ser una fuente o paralelo bíblico de Génesis 2,4b-3)

Franceska piensa que se trata específicamente del Monte del Templo o sea el templo de Jerusalen.  El templo no solo era un lugar religioso sino que había una unión religioso-político-social-cultural, es el centro de todo y era atendido por los reyes como nos ilustra Ezequiel 28 al rey de Tiro en su jardín y Adán en el Edén. Sigue una cierta lógica que el templo-jardín sea atendido por los reyes pues estos eran considerados hijos de dioses y eran los que tenían una conexión especial con la divinidad, por lo tanto debían ser encargados del lugar donde se unía lo celeste con lo divino.[3]

Creo que es importante para este ensayo rescatar varios elementos de esta hipótesis de Franceska Stavropoulous , acerca de todo el hecho de que el Edén pueda tratarse de un jardín-templo-palacio y lo que esto conlleva. Primero nos ayudaría a entender algunos elementos que están dentro del jardín que pueden que estén allí por algo más que el hecho de ser un jardín (por ejemplo el agua, los árboles, etc) sino que al tratarse de un jardín-templo, un sacerdote-rey y la morada misma del dios los diferentes elementos pueden tener una connotación simbólica de lo sagrado importante; en esto nos enfocaremos en la siguiente publicación, donde nos ayudará al respecto De Vaux quien  nos explica acerca de la elección del lugar del culto.

Por último los invito a ver el documental donde Franceska plantea su hipótesis.

 


[1] García Cordero, Maximiliano. 1977. La Biblia y el legado del Antiguo Oriente. Madrid: La Editorial Católica. P. 20

[2] Ezequiel 28, 12-19

[3] The Bible’s Buried Secrets The Garden of Eden, BBC

Anuncios

¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en génesis 2-3 (Parte 6)

Estándar
¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en génesis 2-3 (Parte 6)
La Creación de Eva, es la primera obra de una serie de seis obras llamadas "La historia de Adán y Eva" del pintor y grabador holandés, Lucas van Leyden.  Dice el pintor: "God takes a rib from the sleeping Adam, and builds a woman out of it: Eve", veremos con las otras obras de está serie, como en su adaptación del texto va agregando elementos extraños al texto en sí, pero hoy ya interiorizados.

La Creación de Eva, es la primera obra de una serie de seis obras llamadas “La historia de Adán y Eva” del pintor y grabador holandés, Lucas van Leyden. Dice el pintor: “God takes a rib from the sleeping Adam, and builds a woman out of it: Eve”, veremos con las otras obras de está serie, como en su adaptación del texto va agregando elementos extraños al texto en sí, pero hoy ya interiorizados. Es curioso observar, también, como Eva más que ser creada por Dios es “sacada” por Él de Adán.

El paraíso y la caída: nacimiento del hombre

Como vimos en la Parte 5 se han hecho y se siguen haciendo diferentes lecturas del texto aquí analizado, y en esté artículo yo propongo una lectura desde lo que llame  “el carácter vital”, lectura desde la cual me cuestiono si realmente hubo “pecado” o más específicamente “pecado original” en el texto de Gén 2-3; propongo, más bien, que en el texto encontramos el motivo de la separación, el cual introduciré acontinuación.

Si nos detenemos en el relato podemos observar que en realidad la serpiente no mentía cuando le dijo a la Mujer (aún no era Eva, importante de considerar) que si comían del Árbol del bien y del mal iban a ser como dioses en el sentido de que serían “versados en el bien y en el mal”, pues Yahvé Elohim dirá en el versículo 22 “¡He aquí que el hombre ha venido a ser como uno de nosotros, e cuanto a conocer el bien y el mal!”.

La pareja no mueren instantáneamente a pesar de la sentencia de muerte pero lo curioso de que no mueran es que en el capítulo dos no se nos dice que el hombre y la mujer fuesen inmortales, de hecho al decir Dios “Ahora, pues, cuidado, no alargue su mano y tome también del árbol de la vida y comiendo él viva para siempre” nos hace deducir que el hombre aun antes de tomar del fruto prohibido no era inmortal. Pero la sentencia dice claramente que si tomaban de ese fruto morirían, ¿qué es lo único que se necesita para morir?: vivir.

Si leemos Génesis 2, 4b-3 enfocados en su carácter vital, encontramos un motivo que anteriormente había llamado motivo de la separación ¿en qué consiste esté motivo? La misma palabra lo dice “Establecer distancia, o aumentarla, entre algo o alguien y una persona, animal, lugar o cosa que se toman como punto de referencia”[1] si bien los significados de la RAE son casi mecánicos consideremos la separación desde una perspectiva más humana: es una incisión en el alma, la separación implica dolor pero al mismo tiempo independencia. Hay en la vida de una persona separaciones de todo tipo: partir de la tierra natal, el divorcio, dejar a los amigos, etc. pero hay en la vida de todos una primera separación: el nacimiento. Y es esto precisamente lo que está latente en el texto que estamos trabajando en este ensayo.

Gracias al arduo trabajo de las investigaciones de los psicoanalistas e incluso de ramas de estudios de las religiones y mitología comparada, etc. hoy se conoce el impacto que tiene en las personas el ser separado de la madre, abandonar el vientre materno.

Es imposible no mencionar a Freud y su síndrome de Edipo sin embargo el sostenía o se enfocaba más en la atracción sexual que sentía el niño hacia su madre por lo que considero que su discípulo y posterior rival, Jung, iba a tener razón al afirmar que el problema iba más allá de un problema erótico, si bien sí existe, se trata más de una “perturbación en la esfera del amor…el amor, sus problemas y sus conflictos son de importancia fundamental para la vida humana” pero el amor considerándose “en el sentido amplio, que le corresponde por naturaleza y que no abarca solamente la sexualidad.”[2]

Fromm nos explica que los lazos incestuosos tanto de los niños y las niñas hacia la madre específicamente son normales (en un “nivel” sano) y no están basados necesariamente a un despertar pre-genital sino que se funda en una necesidad más profunda del ser humano

“Esta tendencia “incestuosa”, en el sentido pre-genital, es una de las pasiones más

fundamentales en hombres y mujeres, y comprende el deseo de

protección del ser humano, la satisfacción de su narcisismo, su

anhelo de verse libre de los riesgos de la responsabilidad, de la

libertad, del conocimiento, su anhelo de amor incondicional, que se

ofrece sin esperar nada de su respuesta amorosa. Es verdad que esas

necesidades existen normalmente en el niño, y la madre es la

persona que las satisface. El niño no podría vivir si no fuera así; es

un desvalido, no puede vivir por sus propios recursos, necesita amor

y cuidados que no dependen de sus méritos.”[3]

Para el niño fuera de él todo es la madre, ella totaliza su mundo; por esta razón las diosas madres fueron tan importantes en las religiones arcaicas: eran dueñas de la vida y de la muerte, era en el mundo, esa es la madre para el niño pues esta le brinda seguridad y protección ante un mundo aún desconocido. Pero esta necesidad de amor y protección persiste en el adulto y con mucha más razón pues ya conoce los peligros y sufrimientos de la vida entonces en lo más profundo de nuestro inconsciente deseamos volver a nuestra madre protectora e incluso al vientre materno aunque esto implique la muerte (este dato es muy importante tenerlo presente pues lo usaremos luego) “Este deseo es no sólo una “repetición” de su anhelo por la madre; se produce porque siguen existiendo, aunque en un plano diferente, las mismas condiciones que hacen que el niño anhele el amor de la madre. Si los seres humanos —hombres y mujeres— pudieran encontrar una “Madre” para el resto de sus vidas, la vida se libraría de sus riesgos y de su tragedia.”[4]

Fromm nos explica que hay otros equivalentes a la madre (la sangre/descendencia, la patria, etc.): el más común en cuanto a material mitico-religioso son las hierofanías selénicas, acuáticas y sobre todo la tierra.

El nivel más profundo de esta fijación incestuosa a la madre es lo que Fromm llama “simbiosis incestuosa y “tiene el mejor ejemplo en la unidad de la madre con el feto. Feto y madre son dos, y sin embargo son uno”[5]

Pero el hombre, una vez roto esa relación incestuosa, sabe que no puede volver al vientre de la madre por más que sienta deseo, pues hacerlo es acabar con su independencia, su indiferenciación con ella y por lo tanto regresar a ella es igual que morir; esto está reflejado en la mitología muy claramente: nacer y morir es casi lo mismo, cuando se muere se regresa al seno materno y eso simboliza el hecho de enterrar a una persona y esta personificado en la vagina dentata de algunas de las diosas madres en diversas culturas: la madre da la vida y la también la quita.

La vida está latente en la madre-tierra-agua y sobrayo latente porque esto quiere decir que es capaz de producir vida pero mientras que se encuentre latente dentro de ella no será más que un principio indiferenciado, para diferenciarse y vivir hay que salir de la madre. Por eso ella es capaz de dar la vida y quitarla, en ella están las coincidencias entre opuestos: la madre benéfica y la madre terrible.   El relato del paraíso y de la caída reflejan esta disputa interior del hombre: el deseo de volver al seno materno que significa protección y a la vez el miedo de hacerlo porque esto implica dejar de ser un ser diferenciado, independiente.

“Su deseo más apasionado es el de retornar al mundo de unión que era su hogar antes de que <desobedeciera>… abandonar la razón, la autoconciencia, la elección, la responsabilidad, y regresar al utero, a la madre tierra, a la oscuridad donde la luz de la conciencia y del conocimiento no brilla aún”[6] pero no es posible retornar, esto lo sabemos por experiencia de vida, y en el relato Dios no lo permite: Gén 3, 24, “el hombre es acosado por la dicotomía existencial de estar dentro de la naturaleza y de trascenderla, al mismo tiempo, por el hecho de tener autoconciencia y capacidad de elección; solo puede resolver esta dicotomía yendo hacia adelante”[7]

La caída no es una caída como tal sino un nacimiento, una separación de la “madre” para dar comienzo a la historia de la humanidad.

Pero, ¿qué madre tierra, qué nacimiento, qué útero, qué DIOSA? ¿y la sentencia de MUERTE que Dios les dio? ¿el castigo qué representa entonces? ¿el papel de la serpiente y el de la mujer? ¿y ahora, pues, qué representa el árbol de la ciencia del bien y el mal? ¿Por qué se esconden Adán y Eva si se supone que no cometieron pecado? Estas y muchas preguntas más van a surgir y es lógico que tendremos que reinterpretar todos estos elementos a la luz de este otro enfoque que aquí se propone, pero siempre siguiendo las huellas de diversas interpretaciones imposibles de obviar.

Por tanto, en la próxima publicación nos enfocaremos en las características del  paraíso.


[1] Diccionario de la Real Academia Española

[2] Jung, Karl. 2003. Lo inconsciente. Buenos Aires: Editorial Losada. P.35

[3]Fromm, Erich. 1985. El corazón del hombre. México D.F: Editorial Fondo de Cultura Económica. P.91

[4] Fromm, Erich. 1985. El corazón del hombre. México D.F: Editorial Fondo de Cultura Económica. P. 92

[5] Fromm, Erich. 1985. El corazón del hombre. México D.F: Editorial Fondo de Cultura Económica. P. 92

[6] Fromm, Erich. 1991. Y seréis como dioses. Barcelona: Editorial Paidós. P. 81

[7] Fromm, Erich. 1991. Y seréis como dioses. Barcelona: Editorial Paidós. P. 82

¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en génesis 2-3 (parte 5)

Estándar
¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en génesis 2-3 (parte 5)
Adán y Eva, obra del artista alemán Hans Holbein el Joven (Augsburgo, 1497?1 -  1543)  se enmarcó en el estilo llamado Renacimiento nórdico. Es conocido sobre todo como uno de los maestros del retrato del siglo XVI. Produjo arte religioso, sátira y propaganda reformista... Vemos como Eva sostiene la fruta prohibida que es uno de los elementos de Génesis 2-3 del cual más se ha especulado.

Adán y Eva, obra del artista alemán Hans Holbein el Joven (Augsburgo, 1497?1 – 1543) se enmarcó en el estilo llamado Renacimiento nórdico. Es conocido sobre todo como uno de los maestros del retrato del siglo XVI. Produjo arte religioso, sátira y propaganda reformista… Vemos como Eva sostiene la fruta prohibida que es uno de los elementos de Génesis 2-3 del cual más se ha especulado.

Diversidad de lecturas y “la historia de una idea”:

Antes de continuar hay que recordar que se han hecho diversas lecturas de este texto y según cada lectura será la interpretación del llamado “primer pecado” y, claro, la forma de entender otros aspectos sociales: la posición de la mujer, la relación hombre-mujer, la relación humano- Dios, la posición del hombre en la vida, el papel de la serpiente (serpiente-mujer) y el mal, etc.

Cuando pensamos en el Edén hoy nuestra mente agrega muchos detalles que no necesariamente están en el texto, sino que ha sido acogidas gracias a un proceso muy largo de relecturas y re interpretación donde juegan un papel enorme tanto los textos apócrifos, leyendas, la interpretación de los primeros padres, el arte plástico, las sectas heréticas, la literatura y el pensamiento y reflexiones de muchos estudiosos, etc. por eso a  estas relecturas me parece apropiado llamarlo la “historia de una idea” como lo hace Phillips en su libro Eva: la historia de una idea.

Así pues el texto no habla de una manzana, ni de un fico o higo, el texto no dice que el primer pecado fue de índole sexual, orgullo o desobediencia, es más ni si quiera se  aclara explícitamente si hubo pecado (en este detalle repararemos luego) no obstante cuando pensamos en el Edén y en la “caída” del hombre tenemos a mano estos elementos que han llegado a ser parte de nuestro ideario. Curiosamente una vez escuche una interpretación donde la fruta prohibida era un marañon, quizá tenga, al igual que el higo y la manzana, un simbolismo de fertilidad o erótico.

Muchas veces hemos escuchado interpretaciones donde la fruta prohibida es la misma mujer, en este caso no puedo dejar de pensar en el personaje cómico de la actriz costarricense Marcia Saborío, que se dejaba decir “Yo soy la fruta prohibida, yo soy el sueño soñado por los hombres a escondidas”.  Todas estas formas de pensar con respecto al texto han sido formadas por  una especie de proceso donde han intervenido corrientes de pensamiento y visión de mundo de distintas épocas: se trata de diversos discursos, de construcciones.

Pero más acerca de esta “historia de una idea” lo iremos  viendo en el desarrollo del estudio. Me interesa destacar antes las diversas lecturas que pueden hacerse del Génesis:

Lectura histórica, lectura en clave de alianza, lectura sapiencial, en clave de misericordia, cristiana y lectura con connotaciones sexuales[1]

En la lectura histórica se interpreta el relato como una crítica a la monarquía, la mujer es vista como “tentación que propicia el sincretismo”, es una llamada al monoteísmo y un rechazo a la idolatría simbolizada en la serpiente.

En la lectura a partir de la clave de la alianza el paraíso simbolíza la tierra prometida, la tentación simboliza las mujeres extranjeras y en tiempos del destierro se considera que este texto  fue leído como la profecía donde Israel (Adán) fue sacado del Paraíso (tierra prometida) y devuelto a la estepa (Babilonia)[2].

La lectura sapiencial está relacionada con el sometimiento a la ley, y la desconfianza es la raíz del pecado.

En cuanto a lectura en clave de misericordia, ve en el texto la posibilidad de sobrevivir que le da Dios a la pareja a pesar del pecado que cometieron: Dios los viste.

Y por último en la lectura con connotaciones sexuales la fruta simboliza el deleite sexual (aquí encontraríamos un paralelo mucho más estrecho con el poema de Gilgamés), conocer el bien y el mal designa el acto sexual, la serpiente es vista con sus connotaciones de fertilidad comunes en los pueblos que rodean Israel, además de las alusiones al pudor (cuando vieron que estaban desnudos) y a la maternidad.[3]

Para cada lectura el pecado es de distinta índole con respecto a las otras: apostasía, soberbia o independencia de Dios, desconfianza, desobediencia y hasta se ha considerado como un pecado de índole sexual… pero, a partir de la lectura enfocada en el carácter vital del texto que es la que estamos tratando de desarrollar en este estudio, ¿realmente hubo pecado?

Es importante tener en cuenta las diversas lecturas que se pueden hacer de este texto y las que se han hecho a través de la historia, para saber que ninguna nos ofrece una verdad absoluta o una interpretación verdadera, sino que nos topamos con un texto que por el hecho de ser texto tiene la posibilidad de ser releído desde diversas perspectivas, en este estudio nos vamos a concentrar en la lectura de carácter vital del texto, como había explicado en la primera parte de está serie de estudios.


[1] Juan Guillén Torralba. “Genesis”, en: Comentario al Antiguo Testamento I. La Casa de la Biblia. Santiago Guijarro Oporto – Miguel Salvador García, editores. Verbo Divino. Madrid 1998.

[2] Juan Guillén Torralba. “Genesis”, en: Comentario al Antiguo Testamento I. La Casa de la Biblia. Santiago Guijarro Oporto – Miguel Salvador García, editores. Verbo Divino. Madrid 1998, P. 54-55

[3] Juan Guillén Torralba. “Genesis”, en: Comentario al Antiguo Testamento I. La Casa de la Biblia. Santiago Guijarro Oporto – Miguel Salvador García, editores. Verbo Divino. Madrid 1998, P 55

¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en génesis 2-3 (Parte 4)

Estándar
¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en génesis 2-3 (Parte 4)
Paraíso, es la obra de Jan Brueghel the Elder (Holanda, 1568 - 1625), en su mayoría pintó paisajes (con y sin temas bíblicos), y fue muy alabado por el ornamento con pequeñas figuras. Esta interpretación del paraíso es muy idealizada o romántica si se prefiere, tras una primera escena con una variedad de animales y plantas tenemos a Adán y a Eva lejos del dolor, de la realidad.

Paraíso, es la obra de Jan Brueghel the Elder (Holanda, 1568 – 1625), en su mayoría pintó paisajes (con y sin temas bíblicos), y fue muy alabado por el ornamento con pequeñas figuras. Esta interpretación del paraíso es muy idealizada o romántica si se prefiere, tras una primera escena con una variedad de animales y plantas tenemos a Adán y a Eva lejos del dolor, de la realidad.

Ya hemos dado un rápido recorrido por algunos aspectos generales del texto Génesis 2, 4b-3, tales como la unidad literaria del texto, las diferencias principales con Gén 1, el genero literario al cual pertenece y un propuesta de estructuración; en esta cuarta parte vamos a ver un último aspecto general de Gén 2-3 que considero que es importante para el resto del análisis: su origen.

 

 

Origen del texto:

En este apartado me baso en la explicación de Renckens[1] y considero que hay que tomar en cuenta varios puntos:

  • El AT que conocemos hoy surge de una manera compleja y no necesariamente mediante un proceso uniforme “La diferentes colecciones que integran el canon se constituyen a partir de un bloque inicial muy consolidado que fue ampliándose a través de un proceso largo, no siempre uniforme y rectilíneo”[2]
  • El AT no es un todo continúo y no se puede esperar una cohesión total hay que considerar, como hemos venido diciendo, que los textos tuvieron su independencia del todo “Ambos relatos (aquí el autor usa como ejemplo Gén 1 y Gén 2-3) están enraizados en la fe de Israel, pero no se pueden situar, por lo demás, en un mismo plano: no proceden ni del mismo tiempo ni del mismo autor, ni tratan tampoco el mismo tema” [3]
  • En el proceso de canonización que hemos dicho que no fue ni rectilinio ni uniforme muchos textos no fueron incluidos dentro del AT por lo que “tampoco podemos afirmar que el AT contiene toda la producción literaria, legal, histórica, educativa, del antiguo Israel”. [4]
  • El AT tiene una gran variedad estilística, literaria, teológica pero además de eso “no sólo la Biblia como conjunto, sino también algunos de los libros más antiguos, considerados aisladamente llevan en sí la huella de muchos siglos y generaciones: no son… fruto de trabajo literario de un autor o de una época determinada, sino de casi todas las fases típicas de la evolución espiritual de Israel”[5] incluso anteriores a la fe de Israel. Hay, por lo tanto diferentes puntos de vista o más bien cosmovisiones a lo largo de la biblia, inclusive dentro de un mismo libro.
  • Génesis 2, 4b-3 fue, antes de formar parte del conjunto de Génesis 1-11, un relato independiente del conjunto del Génesis y de la Biblia en sí; con su propia tradición e influencias.
  • Lo más posible es que el autor usara información y documentos más antiguos, sin embargo Renckens explica que esto no se debe entender estrictamente desde la teoría documentaria, o sea  en un reunir y agrupar automáticamente ya que “la prehistoria del relato del paraíso consiste en un proceso vivo, en el que tanto las ideas como los medios de expresión del relato se formaron lentamente, de modo que en ambos sentidos quedaba por hacer el trabajo más importante…”[6] que, según Renckens, es el que hace el hagiógrafo. Él opina, por lo tanto, que no se trató de agarrar y juntar documentos sino que se trata de un “material narrativo tradicional”. Sea de una forma u otra considero importante tener en cuenta que en el relato hay vestigios de otros relatos, quiero decir que no todo el contenido y la forma del relato es totalmente originaria del último redactor; quizá más que documentos completos pudieron ser motivos, argumentos, símbolos… pero hay que tomar en cuenta esa influencia. Esto no le quita la originalidad al texto que conocemos, es simplemente que el texto está inserto dentro de la moldura del Antiguo Oriente y por tanto bañado con su influencia.
  • Por lo tanto podemos deducir que Génesis 2, 4b-3 va a tener paralelos bíblicos y fuentes extrabíblicas, pero podemos ir viéndolas en el desarrollo del tema.

[1] H. Renckens, S. J. 1960. Creación, Paraíso y Pecado Original según Génesis 1-3. Madrid: Ediciones Guadarrama. P. 173-184

[2] Pérez, Miguel y Trebolle, Julio. Historia de la Biblia. Granada: Editorial Trotta. P. 89.

[3] H. Renckens, S. J. 1960. Creación, paraíso y Pecado Original según Génesis 1-3. Madrid: Ediciones Guadarrama. P. 174.

[4] Sicre, José Luis. 1992. Introducción al Antiguo Testamento. Navarra: Editorial Verbo Divino. P. 52.

[5] H. Renckens, S. J. 1960. Creación, Paraíso y Pecado Original según Génesis 1-3. Madrid: Ediciones Guadarrama P. 176

[6] H. Renckens, S. J. 1960. Creación, Paraíso y Pecado Original según Génesis 1-3. Madrid: Ediciones Guadarrama P. 181

¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en Génesis 2-3 (Parte 3)

Estándar
¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en Génesis 2-3 (Parte 3)
Adán y Eva de Gustav Klimt. Para ver más de Klimt: https://manahu.wordpress.com/2012/07/15/el-arbol-de-la-vida-de-gustav-klimt/

La obra Adán y Eva de Gustav Klimt, fue un pintor simbolista austríaco, y uno de los más conspicuos representantes del movimiento modernista de la secesión vienesa.

Generalidades de Génesis 2-3

Género literario de Génesis 2, 4b-3:

Volviendo al género literario de Génesis 2-3 parece ser un género narrativo, Renckens opina que el relato “posee, al mismo tiempo, el carácter de una admonición profética y de una instrucción sapiencial”[1] sin embargo se concuerda que el texto tiene una forma narrativa con una “intención de explicar una situación actual a base de acontecimientos de pasado”[2] ; partiendo de esta importante afirmación incluso podríamos decir que se trata de una “historia primordial”, un texto mítico-poético  (a pesar de que se discuta la existencia del “género” mito en la Biblia creo que hay que repensar el concepto de mito con el que se está partiendo para esta discusión, no obstante esto es otro tema) Se considere o no Gén 2-3 como otra historia de la creación,  hay que aceptar que el texto narra una historia en un tiempo primordial, si bien no usa la típica forma de “al principio…” o en “el principio…” tenemos otra: “Cuando el Señor Dios hizo la tierra y el cielo…”, no solo las cosmogonías relatan algo ocurrido en un tiempo primordial sino que todas las historia primordiales parten de un estado actual para regresar hacía el illo tempore dónde ocurrirán los hechos causantes de la situación actual del autor,no existen testigos de ese suceso sino es una forma de explicar la condición que se estaba viviendo en la actualidad; esto ocurre en Génesis 2-3.

Incluso Génesis 2-3 podría no tratarse de un relato de la creación del mundo y de la humanidad (como mencionaba anteriormente) sino de un momento histórico, un lugar, una pareja y una situación más específicas, que es la hipótesis que propone la profesora de Antiguo Testamento de la Universidad de Exeter, Franceska Stavropoulous. Su propuesta es interesante y nos puede ayudar en este ensayo por lo cual volveremos a su propuesta después.

Propuesta de estructuración:

Sería interesante dividir el texto por escenas, en realidad se trata de un texto perfecto para representar en escena, por lo menos a partir de Gén 3; por su síntesis, pocos personajes y hechos concretos (¿drama ritual?) una división podría ayudarnos a abarcar mejor el texto. Yo propongo esta estructura:

Génesis 2, 4b y 3

Escena 1: “El día que hizo Yahvé Dios la tierra y los cielos…” todo era una gran estepa. (2, 4b-6)

Escena 2: Creación de Adán en la estepa (hay que notar el hecho de que parece haber sido creado fuera del jardín) (2, 7)

Escena 3: Dios crea el Jardín (2, 8-15)

  1. Ubicación (2,8)
  2. La tierra produce plantas de todo tipo y los árboles sagrados(2,9) (es importante tomar en cuenta este factor: “brotar del suelo” o “brotar de la tierra” )
  3. División cardinal del Jardín (2, 10-15)

Escena 4: Dios instala a Adán en el jardín. Dentro de esta escena o en otra aparte puede estar la advertencia de no comer del árbol del bien y el mal (2, 15-17)

Escena 5: “No es bueno que el hombre este sólo” (2, 18-21)

  1. Formación de los animales (18)
  2. Nombramiento de los animales (es interesante notar que a pesar de que en este relato Dios no crea nombrando sino haciendo, el nombramiento de las cosas tiene mucha importancia: lo que no se dice no existe) (20)

Escena 6: Creación de la mujer (2, 21-23)

Escena 7: La mujer es presentada al hombre (2, 23-25) el nombramiento de la mujer como Mujer es importante también porque después va haber un segundo nombramiento.

Escena 8: La serpiente (3, 1ª)

Escena 9: el dialogo entre la mujer y la serpiente (3, 1b-5)

Escena 10: La pareja come del fruto prohibido (3, 6-7)

Escena 11: Dios se pasea por el jardín (este es otro hecho importante de recordar) (3,8)

Escena 12: Dios y la pareja 3, 9-13)

  1. El hombre responde a Dios estando oculto (10)
  2. Dios interroga al hombre (11)
  3. Cadena de culpas (12-13) (Adán culpa a la mujer y la mujer a la serpiente)

Escena 13: Sentencia de Dios

  1. Contra la serpiente (3, 14-15
  2. Contra la mujer (3, 16)
  3. Contra el Adán (3, 17-19)

(Estructura lógica con respecto a la “cadena de culpas”)

Escena 14: Eva: “la madre de todos los vivientes” (volveremos a este dato después) (3, 20)

Escena 15: El vestido de Dios (3, 21)

Escena 16: expulsión del jardín (3, 22-24)

  1. “Se ha hecho como nosotros…” (22)
  2. Expulsión (23)
  3. Protección del jardín
En la próxima publicación continuaré con otras generalidades del Génesis 2, 4b-3:  hablaré acerca del origen del texto.
En la primera publicación de éste estudio di una introducción al tema de este estudio, para leer: https://manahu.wordpress.com/2012/06/01/el-paraiso-y-la-caida-el-motivo-literario-de-separacion-en-genesis-2-3/
en la segunda parte del estudio hablé acerca de algunas generalidades de Gén 2,4b-3; para leer: https://manahu.wordpress.com/2012/07/01/el-paraiso-y-la-caida-el-motivo-literario-de-separacion-en-genesis-2-3-parte-2/


[1] H.  Renckens, S. J. 1960. Creación, Paraíso y Pecado Original según Génesis 1-3. Madrid: Ediciones Guadarrama. P.178

[2] H.  Renckens, S. J. 1960. Creación, Paraíso y Pecado Original según Génesis 1-3. Madrid: Ediciones Guadarrama. P.191

¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en génesis 2-3 (Parte 2)

Estándar
¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en génesis 2-3 (Parte 2)
Adán y Eva. Pintura mozárabe, finales del siglo X. Codex Aemilianensis. Real Biblioteca del Monasterio del Escorial. La pintura procede del escriptorium de San Millán de la Cogolla de Suso, La Rioja.

Adán y Eva. Pintura mozárabe, finales del siglo X. Codex Aemilianensis. Real Biblioteca del Monasterio del Escorial. La pintura procede del escriptorium de San Millán de la Cogolla de Suso, La Rioja.

Generalidades de Génesis 2-3

Antes de explicar lo del motivo de la separación considero necesario mencionar algunos puntos importantes con respecto al texto.

Génesis 2, 4b-3 como unidad literaria independiente de Génesis 1:

Génesis 2, 4b- 3 se tiende a leer como una continuación del relato de la creación que tenemos en Génesis 1 por los versículos 1-4ª del capítulo dos que nos dice rápidamente que Dios concluyó el cielo y la tierra y se establece el día de descanso de Yahvé; no obstante parece que a partir del capítulo 2 versículo 4b hasta el capítulo 4 es un texto independiente, con su unidad, género y características propias.

“El relato del paraíso forma una perícopia bien delimitada que comienza en génesis , 4b y abarca por completo los  capítulos segundo y tercero. Igual que la pericópia precedente (1,1-2,3), ha debido existir en un tiempo como pieza independiente”[1],  este último aspecto nos impulsa aún más, a tratar de entender su sentido como texto independiente del gran collage del Antiguo Testamento y de la Biblia como la conocemos hoy.

Hay diferencias importantes entre el capítulo 1 y el 2-3, entre ellas están:

  1. el primer capítulo pareciera un texto litúrgico, un cántico, por las repeticiones de las formulas y los estribillos,  por otro lado Génesis 2,4b-3 “es un relato en prosa, estructurado en actos y escenas, a modo de drama…”[2]
  2. ambos relatos responden a preguntas distintas: Génesis 1 responde al cómo fueron creadas las cosas que hoy conocemos y Génesis 2-3 responde al por qué el mundo y la condición humana son como son.
  3.  Además, se cree que Génesis  2-3 es un texto 500 años más antiguo que Génesis 1.
  4. Otra diferencia entre los textos es la cosmovisión de cada uno: resumidamente en génesis 1 el agua es el elemento primordial que Dios divide (y por lo tanto da orden al mundo: agua-caos) y crea la tierra habitable que será como una isla rodeada de agua. Por otro lado, en Génesis 2-3 tenemos que el Edén es más bien como un oasis en medio de un desierto o estepa.

“Los lexicólogos, más bien, relacionan edén con edín, sumerio, y el asiro-babilónico edinú, que parece significar «estepa». De este modo, el «paraíso» se considera en el relato genesíaco como un oasis en medio de la estepa; y, de hecho, el hombre será lanzado del Edén hacia la hostilidad de la tierra esteparia.” [3]

5. Y fueron redactados por tradiciones distintas: génesis 1 por la sacerdotal y Génesis 2-3 por la yahvista. [4] entre otras diferencias,    tomando en cuenta la posibilidad de que Génesis 2-3 no haya sido originalmente un relato de creación.

En la próxima publicación continuaré con otras generalidades del Génesis 2, 4b-3:  hablaré acerca del género literario de Génesis y propondré una estructuración del texto en escenas para un más fácil análisis.

En la pasada publicación de este estudio hablé di una introducción al tema de este estudio, para leer: https://manahu.wordpress.com/2012/06/01/el-paraiso-y-la-caida-el-motivo-literario-de-separacion-en-genesis-2-3/


[1] H.  Renckens, S. J. 1960. Creación, Paraíso y Pecado Original según Génesis 1-3. Madrid: Ediciones Guadarrama. P. 165.

[2]  Juan Guillén Torralba. “Genesis”, en: Comentario al Antiguo Testamento I. La Casa de la Biblia. Santiago Guijarro Oporto – Miguel Salvador García, editores. Verbo Divino. Madrid 1998, P. 56

[3] García Cordero, Maximiliano. 1977. La Biblia y el legado del Antiguo Oriente. Madrid: La Editorial Católica. P. 18.

[4] H.  Renckens, S. J. 1960. Creación, Paraíso y Pecado Original según Génesis 1-3. Madrid: Ediciones Guadarrama. P. 165.

¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en génesis 2-3

Estándar
¿El paraíso y la caída?: el motivo literario de separación en génesis 2-3
Adán y Eva. El pintor, grabador y poeta inglés, William Blake. Notemos como relaciona el artista a la mujer y la serpiente en su obra mientras que el hombre parece estar en otra esfera. El de la mujer y la serpiente parece casi un abrazo amoroso, astuto por parte de la serpiente e ingenuo por parte de la mujer: notemos como se van creando lecturas del texto. que se han ido arraigando a nuestra forma de interpretarlo

Adán y Eva. El pintor, grabador, poeta y místico inglés del siglo XVIII: William Blake. Notemos como relaciona el artista a la mujer y la serpiente en su obra mientras que el hombre parece estar en otra esfera. El de la mujer y la serpiente parece casi un abrazo amoroso, astuto por parte de la serpiente e ingenuo por parte de la mujer: notemos como se van creando lecturas del texto. que se han ido arraigando a nuestra forma de interpretarlo

“El acto de desobediencia, como acto de libertad, es el comienzo de la razón”

Erich Fromm

Inició con la cita anterior para  abrir camino al tema que trataré en este ensayo: el paraíso y la “caída” o más correctamente el distanciamiento/separación. Parece ser un tema muy manoseado a través de la historia y de las corrientes del pensamiento, tiene diversas y múltiples lecturas; descartar unas y afirmar rotundamente una en especial sería caer en un error grave: se debe tomar en cuenta que en el proceso en el que un texto se “convierte”  en literario tiene una importante intervención el lector y su relectura, que difícilmente (por no decir que nunca) va a ser idéntica a la del escritor.

También tenemos que tomar en cuenta las revisiones posteriores que se le hicieron al texto original, sus ediciones y el hecho (tan sencillo y complejo) de haberlo puesto en el lugar de la biblia en que hoy lo leemos: podríamos decir que estas son sub etapas de la relectura de un texto. Así que difícilmente una interpretación va a ser la verdadera y las otras las falsas, más bien nos vamos a topara con aproximaciones y distanciamientos, con una enorme red que aporta y enriquece las formas de acercarnos a génesis 2-3 pero a la vez es como el tejido engañoso de Penélope que nos puede alejar mucho de la verdad.

Podemos interpretar génesis 2-3 enfocándonos en distintos “ejes temáticos” (histórico, litúrgico, pastoral y vital) e inclusive de cada eje temático existe otro tanto de interpretaciones que se complementan y se contradicen. Si bien “cada una de estas conexiones (eje) tienen a su vez, relaciones con otros temas…”[1]  decidí enfocarme en el eje temático de lo vital: que nos puede decir este texto a todos los seres humanos compartan o no una misma religión, sociedad, sexo, cultura, etc. eso que nos caracteriza a pesar de nuestras abismales diferencias: lo que nos hace humanos y que precisamente por serlo aparece en el texto como un sello,  pues después de todo (fuera cual sea su propósito directo) Génesis 2-3 fue escrito por una persona o personas.

A pesar de querer enfocarme en el carácter vital del texto no puedo pasar por alto las otras conexiones: una obra literaria no puede escapar de su tiempo histórico,  de su ubicación geográfica, de los propósitos religiosos, políticos y sociales; es más estas esferas le dan vida, alimentan, nutren, embellecen lo que llamaré el carácter vital del texto. Lee el resto de esta entrada

Muerte, sepultura y resurrección: ¡Jesús resucita!

Estándar

 “1.Pasado el sábado, al alborear el primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a ver el sepulcro.2.De pronto se produjo un gran terremoto, pues el Angel del Señor bajó del cielo y, acercándose, hizo rodar la piedra y se sentó encima de ella.3.Su aspecto era como el relámpago y su vestido blanco como la nieve.4.Los guardias, atemorizados ante él, se pusieron a temblar y se quedaron como muertos.5.El Angel se dirigió a las mujeres y les dijo: «Vosotras no temáis, pues sé que buscáis a Jesús, el Crucificado;6.no está aquí, ha resucitado, como lo había dicho. Venid, ved el lugar donde estaba.7.Y ahora id enseguida a decir a sus discípulos: “Ha resucitado de entre los muertos e irá delante de vosotros a Galilea; allí le veréis.” Ya os lo he dicho.»8.Ellas partieron a toda prisa del sepulcro, con miedo y gran gozo, y corrieron a dar la noticia a sus discípulos.

9.En esto, Jesús les salió al encuentro y les dijo: «¡Dios os guarde!» Y ellas, acercándose, se asieron de sus pies y le adoraron. 10.Entonces les dice Jesús: «No temáis. Id, avisad a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán.»

11.Mientras ellas iban, algunos de la guardia fueron a la ciudad a contar a los sumos sacerdotes todo lo que había pasado.12.Estos, reunidos con los ancianos, celebraron consejo y dieron una buena suma de dinero a los soldados,13.advirtiéndoles: «Decid: “Sus discípulos vinieron de noche y le robaron mientras nosotros dormíamos.”14.Y si la cosa llega a oídos del procurador, nosotros le convenceremos y os evitaremos complicaciones.»15.Ellos tomaron el dinero y procedieron según las instrucciones recibidas. Y se corrió esa versión entre los judíos, hasta el día de hoy.

16.Por su parte, los once discípulos marcharon a Galilea, al monte que Jesús les había indicado.17.Y al verle le adoraron; algunos sin embargo dudaron.18.Jesús se acercó a ellos y les habló así: «Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra.19.Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,20.y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.”

                                                                                                                                     Mateo 28

Mateo, paralelamente a los demás evangelios, no nos describe el momento mismo de la resurrección “ninguno intenta describir el momento y modo de resurrección, ya que trasciende la experiencia sen sensible” (comentario de la Biblia de Peregrino), si bien no sé da una descripción del hecho, sí se va a afirmar con los otros relatos por ejemplo con el de la aparición de Jesús resucitado a las mujeres en el versículo 9-10 y la aparición a los discípulos.

Tal como explica el comentario bíblico la resurrección se trata de un hecho que trasciende la experiencia física o más bien la cotidianidad, es una manifestación sagrada imposible de describirla en sí, y quizá por ello la necesidad de confirmarla mediante estos otros relatos; aún así estos relatos que confirman esta manifestación sagrada deben ser impactantes pero “humanamente accesibles como el temblor de tierra, la tumba vacía y la aparición del Resucitado a las mujeres y a los discípulos” y aún así vemos en el texto una epifanía: la aparición del ángel.

El hecho sagrado en sí (la resurrección) parece indescriptible precisamente por su naturaleza sagrada, esto me lleva a recordar lo que se había dicho en el artículo Religión: entre lo sagrado y lo profano:  ” Al decir que somos cristianos es porque una experiencia no cotidiana (la aceptación de Cristo) o sea sagrada, irrumpió en nuestro ámbito profano (esto no quiere decir que lo profano desaparezca, recordemos que se trata de una dialéctica entre lo profano y lo sagrado) y nos dio una nueva visión de mundo, cosmovisión que se va a establecer por medio de un lenguaje simbólico; por lo tanto es una experiencia religiosa por sí misma.” Pues la  resurrección en sí fue un hecho sagrado que irrumpió en la cotidianidad, la aceptación de Cristo es perpetuar, reproducir, eternizar ese momento sagrado y primordial en nosotros.

Por último en el versículo 18 Jesús le dice a sus discípulos:  “Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra” y les encomienda la misión:

“19.Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”

y finaliza con una promesa: “20.y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.”

En el versículo 18 vemos el carácter de demiurgo o ” intermediario directo entre lo celeste y lo terreno” que mencionamos en la primera parte de Muerte, sepultura y resurrecciónPareciera que la misión de hacer “discípulos a todas las gentes”, además de dar un carácter universal al mensaje, es precisamente decir que Jesús es el camino, la luz, la vida, nuestro “acceso directo con Dios”  sin velos ni tapujos porque el murió, fue sepultado y resucitó. Es un mensaje no excluyente sino universal que revela integridad, libertad  y amor.

Muerte, sepultura y resurrección: sepultura de Jesús.

Estándar

“3 8.Después de esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, aunque en secreto por miedo a los judíos, pidió a Pilato autorización para retirar el cuerpo de Jesús. Pilato se lo concedió. Fueron, pues, y retiraron su cuerpo.39.Fue también Nicodemo – aquel que anteriormente había ido a verle de noche – con una mezcla de mirra y áloe de unas cien libras.40.Tomaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron en vendas con los aromas, conforme a la costumbre judía de sepultar.41.En el lugar donde había sido crucificado había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, en el que nadie todavía había sido depositado.42.Allí, pues, porque era el día de la Preparación de los judíos y el sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús.”

Juan 19: 38-42

La sepultura de una persona era muy importante para los israelitas, en realidad los ritos funerarios han sido importantes en la mayoría de las culturas a través del tiempo, hoy o sigue siendo. No sepultar a una persona era un deshonor, una ignominia; quizá por esta razón en los otros evangelios vemos como las mujeres son testigos del acto de sepultura.

En el evangelio de Mateo a partir del versiculo 62 parece que el “evangelio trata de explicar el origen del rumor del robo del cadáver y demostrar su falsedad” esto con el propósito de prevenir las acusaciones que negarían la resurrección. Por otro lado, en el evangelio de Juan, notamos que a diferencia de los demás evangelios Jesús es envuelto con una cantidad exagerada de fragancias, o sea es enterrado como rey “Para Juan, la sepultura no es la preparación para la resurrección, sino el final glorioso de Jesús como rey”

Fuera como fuera es importante comprender la importancia de la sepultura que inconscientemente aún hoy esta en nuestras mentes. La sepultura muchas veces simboliza el retorno al seno materno (la imagen puesta acá nos remite también a esa idea, la piedra además de evitar el posible robo del cuerpo podría también simbolizar un “obstáculo” para nacer), metafóricamente hablando es como depositar una semilla bajo la tierra, entonces esto no sería muerte sino reposo o lapso de espera que hay entre la sepultura y el renacimiento, el surgimiento de una nueva vida: la resurrección. ¿Cómo podría renacer la planta de una semilla que no ha sido enterrada?: el sepulcro era necesarios para la resurrección.

Es interesante que se hable de un huerto y que en el huerto haya un sepulcro nuevo donde va ser sepultado Jesús, el huerto podría remitirnos al Edén, pero no es mi intención tocar este tema que si bien podría se una posibilidad al mismo tiempo podría tratarse de una idea descabellada por lo tanto es una hipótesis que requiere de un estudio y conocimiento mucho más amplio.

El interés es reflexionar acerca de la sepultura como paso importantísimo y previo a la resurrección, recordar que Jesús no simplemente murió por nosotros sino que después de su muerte vendría un resurgir a la vida, la esperanza la luz.

Muerte, sepultura y resurrección: crucifixión y muerte de Jesús

Estándar
Todo cristiano, sea católico o protestante, debería reflexionar estos días acerca de la muerte, sepultura y resurrección de Jesús; el acto máximo de humanidad y amor que un hombre (porque Jesús era hombre en ese momento, imaginemos su enorme sufrimiento) ha hecho por el hombre.
Crucifixión y muerte de Jesús: “Uno de los malhechores crucificados lo insultaba diciendo: -¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti y a nosotros. Pero el otro lo reprendió diciendo: -¿No tienes temor de Dios, tú, que sufres la misma pena? Lo nuestro es justo, recibimos la paga de nuestros delitos; pero él, en cambio, no ha cometido ningún crimen. Y añadió: -Jesús, cuando llegues a tu reino acuérdate de mí. Jesús le contestó: -Te aseguro que hay estarás conmigo en el paraíso.
Era medio día; se ocultó el sol y todo el territorio quedó en tinieblas hasta medio tarde. El velo del santuario se rasgó por el medio.
Jesús gritó con voz fuerte: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Dicho esto expiró. Al ver lo que sucedía, el centurión glorificó a Dios diciendo: -Realmente este hombre era inocente.” Lucas 23: 39-47
‎”Lucas rodea la muerte de Jesús de acontecimientos cósmico: la oscuridad por falta del sol, y de un fenómeno de tipo religioso, pero también de connotaciones universales: el velo del templo que se rasga…. el acceso a Dios obstaculizado por el velo del templo ha quedado roto, con lo cual ya no hay ninguna barrera para nadie; aunque injusta, la muerte de Jesús tenía que inaugurar esta nueva era”
Si recordamos bien Jesús muchas veces dijo que el era el camino pero también la luz y la vida, he aquí un equivalente simbólico importante: Luz/vida por lo tanto su equivalente simbólico opuesto sería Oscuridad/muerte, aquí podemos agregar uno más oscuridad/muerte/pecado.
Cuando el sol se oculta cada día dándole paso a la oscuridad de la noche nosotros tenemos la certeza de que al día siguiente volverá a salir trayendo la luz, esa luz que nos permite continuar con nuestras actividades diarias, el movimiento del día a día, que nos permite seguir con nuestras vidas, dónde todo es claro y seguro pues somos librados de los  peligroso se puede ocultar bajo las sombras de la noche (ignoremos el hecho de que contamos con luz eléctrica pues estamos hablando simbólicamente: lenguaje que nos trasmite más que una realidad física); así Jesús se oculto dando paso a la muerte que se manifestó también como un acontecimiento cósmico (en pleno medio día se oculto el sol) simbolizado por la oscuridad, pero siempre manteniendo la esperanza (él y los que en él creían) que volvería a traer la vida/luz (él es la luz y la vida) con su resurrección.
¿Por qué debía morir Jesús? es tan compleja la interrogante que sería imposible abarcarla aquí y abarcarla yo. Para mi Jesús debía conocer el camino de la muerte (la muerte tomada también como separación de Dios: “Dios mio, Dios mio,¿por qué me has abandonado? ) para dos cosas específicas: ser el camino de los hombres, puesto que el vivió y murió es el único que conoce el camino y ser la luz/vida/santidad contraponiéndose a sus opuestos oscuridad/muerte/pecado; estas dos para finalmente ser un intermediario entre Dios y el ser humano “La deidad solar es el demiurgo o el intermediario directo entre lo celeste y lo terreno, quien responde con eficacia a las mayoría de las peticiones humanas”
Jesús, siendo hombre (repito: imaginemos su sacrificio) e hijo de Dios, murió por nosotros para algo mucho más grande que perdonar nuestros pecados.