Archivo de la categoría: Estudios de mi Abuela

¿Qué es humillarse ante Dios?

Estándar

 Lamentablemente este pensamiento de mi abuela de mi abuela no tiene fecha exacta, supongo que es de 1997 y reflexiona acerca de la humillación ante Dios y qué significa esto:

“Hoy le he preguntado al Señor:

– ¿Señor, qué es humillarse ante ti?-

y el Señor me contesto:

-Que no quede nada de ti para se yo todo en ti-

Fue una frase corta pero radical, no había términos medios en esta ocasión, el principio esta bien definido: Dios ha de ser exaltado o mejor dicho manifestado.

Lc 14: 25-33, Mt 16:24, Daniel 4:31-37, Fili 2:3-11. “

Opinión:

¿Cuál es tu interpretación de humillación ante Dios?

Acerca del amor

Estándar

Esta es una pequeña pero profunda reflexión acerca del amor que tuvo mi abuela en el año 1999. Ella cita estos versículos Juan 3:20, 2corintios 13: 2, 1 Juan 3:16-18, 1 Juan 4:10, Efe. 3: 18-19.

Amar: ¿Qué es Señor?

Darse uno mismo a otro, con proposito de hacer bien.

Cuando amamos estamos salicitos a suplir cualquier necesidad que tenga el otro, pero es porque ya nos hemos dado nosotros mismos. No es solo hacer las cosas con amor, sino en amor.

Es un amor con sentido, con propósito, es poner nuestra vida 1 Juan 3:16; no es algo, es alguien para alguien, ya no queda nada por reclamar sino dar.

Si nos hemos dado a nuestro Dios, ¡obedecemos?

Zahira Azofeifa.

Estudios de mi Abuela

Estándar

Esta sección la dedico a mi abuela Zahira Azofeifa, ama de casa, dedicada a sus dos hijos y hoy a sus tres nietos.

 Hace aproximadamente 40 años ella se convirtió al cristianismo pero su fe no se quedo en las bancas de un iglesia, sino que su pasión por la lectura y su curiosidad y amor por Dios la ha llevado a estudiar y meditar la biblia durante muchos años.

Tal vez mi abuela no sea teóloga o biblista, ni tiene ningún título universitario, no obstante con su dedicación  ( y con la ayuda de excelentes maestros que encontró en la iglesia Berea de Costa Rica, claro) ha hecho meditaciones acerca de Dios, la biblia y Cristo llenas de sabiduría;  hoy quiero compartir con ustedes en esta sección de Mana Hu.

 Aquí uno de sus poemas:

                                                          El Carpintero

El carpintero…

el carpintero, pasó sus manos por el madero,

palpó su aspereza, los nudos de su corteza… palpó.

La obserbó e imaginó tanta belleza.

Él, de esa madera gruesa, podría hacer lo que sea:

quiza un yugo o una mesa,

cuantas cosas había en su cabeza.

La tomó en sus manos con ternura

y la sujeto en firmeza.

La limpió y la pulió;

dislumbró en ella algúna figura…

Y aunque de ella saliera

todo lo que él quisiera

siempre sacaba una cruz de la aspera madera.