Navidad: Una celebración a Jesús (primera parte)

Estándar

Sabemos que Jesús nació alrededor de abril o mayo y no el 25 de diciembre cuando comúnmente celebramos la navidad; no obstante muchos cristianos celebran en esta fecha su nacimiento mientras otros tantos han decidido, a partir de este descubrimiento gracias al análisis que lo que buscan es una aproximación histórica, no celebrar estas fechas porque las consideran anatemas, una actividad meramente comercial o inclusive una actividad satánica.

Los anteriores argumentos para dejar de celebrar la navidad son totalmente discutibles quizá con la excepción del vuelco comercial que ha sufrido esta festividad a partir de la era industrial y el capitalismo; debemos celebrar la navidad, sí, dejando aparte el consumismo, el lado comercial y superficial de esta fecha pero retomando su significado trascendente que es el nacimiento de Jesús y con las tradiciones características de cada país (dejando a un lado el Colacho gordinflón y ario  que poco tiene que ver con la cultura latina)  a pesar de que la navidad tenga su “origen” de festividades paganas.

Quizá es chocante para muchos creyentes escuchar que la navidad se origina de celebraciones paganas ¿cómo vamos a celebrar esa misma fecha el nacimiento de Jesús? Pero primero que todo hay que entender en qué consistían estas fechas para entender porque es que influyeron a la celebración cristiana y segundo, si bien es cierto las culturas siempre están expuestas a influencias de otras partes y siempre somos resultado de una serie de cosas anteriores, más que una influencia puede tratarse del inconsciente colectivo del que nos habla el psicoanalista Jung.

En este estudio explicaré muy brevemente la festividad pagana más conocida de la navidad, esta es la celebración al Sol Invicto o Invencible, después acerca de las características de los dioses solares, luego de estos y su relación con Jesús y por último ¿Se debe celebrar navidad? Por lo que el estudio se dividirá en tres días.

El deus Sol Invictus

Muchas culturas hacen cultos y celebraciones a un dios solar como por ejemplo Egipto, México, Perú, etc. y revelan un nivel de civilización más alto porque la divinidad solar es más especializada que las divinidades celestes o de la tierra, pero esto se explicará mejor en el siguiente estudio; a pesar de que hay muchos divinidades solares elegí exponer el culto del Sol Invicto o  deus Sol Invictus de los romanos porque es la cultura que pudo haber influido más a la iglesia cristiana en este sentido.

Alrededor del 21 y el 22 de diciembre ocurre en el hemisferio norte el solsticio de invierno donde el sol alcanza su cenit en el punto más bajo por lo que los días se caracteriza por la oscuridad, pues los días son más cortos que de costumbre, y la oscuridad simbólicamente se relaciona con la muerte, pero después la luz del día empieza aumentar y es en este momento cuando se celebra el renacimiento del Sol, un dios muere cada año sin pasar por la decrepitud y resucita.

Vemos la importancia cósmica que tiene para las sociedad Romana el solsticio de invierno por sus equivalentes simbólicos de la oscuridad igual a la muerte y la luz o el día como la vida, el camino, la verdad, todo lo contrario a la muerte; el  deus Sol Invictus fue una divinidad para los romanos (como otras divinidades solares) que muere y resucita eliminando la oscuridad sin tener que pasar por la trasmutación de la vejez o la decrepitud.

El próximo estudio expondremos algunas características generales de las divinidades solares en las diferentes culturas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s