Navidad: Una celebración a Jesús (segunda parte)

Estándar

Las divinidades Solares

Antes de comenzar hay que aclarar tres cosas: primero que no es válido afirmar que por el hecho de que muchas culturas tengan dioses que se asemejen a Jesús no le quita ninguna realidad y validez a este pues Él tiene sus particularidades únicas y además no se trata de que cada cultura tuvo su “Jesús pagano” o que el cristiano copio la creencias religiosas de los demás, estas conclusiones son producto de un mal uso de la información. Segundo la adoración no es directamente al sol como astro natural sino a la fuerza trascendente y sagrada que los hombres percibían a partir de este astro.

Las divinidades solares, como explique brevemente en el estudio pasado,  aparecen en culturas  más desarrolladas y con jerarquías mejor organizadas esto lo vemos en la misma divinidad que es mucho más especializada y especifica que las divinidades uránicas o del cielo que estuvieron antes pues estas son más generales, infinitas, muy abarcadoras como cuando miramos hacia el cielo y nos parece infinito y enorme, ante esta grandeza se requiere de un dios más específico con tareas más especializadas.

No necesariamente el dios uránico anterior a este desaparece sino que el dios solar esta subordinado a aquel  y se diferencia porque no es una divinidad creadora como si lo es el “dios cielo” sino que viene a mejorar la creación o a ser demiurgo o mediador entre lo celeste y lo terrestre.

“…es quien (la divinidad solar) responde con eficacia a la mayoría de las peticiones humanas. A menudo es encargado de continuar con la labor cosmogónica (creación del mundo) e inclusive mejorarla, aunque el dios solar no es creador, sino que está subordinado a una deidad celeste, quien con frecuencia se presenta, en los relatos, como su padre”1

En muchas culturas se ha relacionado a las divinidades solares con ciertas familias o personas que casi siempre tienen poder como emperadores y reyes, pero los individuos para poder ser llamados hijos del dios sol deben convertirse a través de la iniciación que se da por medio de  su muerte y renacimiento rituales (no literales como el mismo sol).

Para entender los rasgos que caracterizan a las divinidades solares primero hay que adoptar la mirada de los antiguos creyentes para comprender que veían al mirar el transcurso del sol: el alba de sol es su nacimiento, vive durante el día, muere en el ocaso, durante la oscuridad de la noche el sol atraviesa el inframundo, la morada de los muertos para resucitar en su nuevo nacimiento.

Así las divinidades solares son el arquetipo del “muerto que resucita todas las mañanas” y a esto se le atribuye otra característica esencial: que no conoce la decrepitud o la trasmutación por la vejez o la muerte, esto quiere decir que permanece eterno, igual a sí mismo  al resucitar.

Las divinidades solares por lo tanto se especializan en conocer caminos que ningún otro ser puede conocer porque no tiene acceso a estos al menos que muera totalmente, por lo que son psicopompos esto quiere decir que son los que guían las almas al cielo, inframundo, habitación de los muertos, o el lugar que sea según la religión. Las divinidades solares son las lumbreras del camino, los dioses o héroes que guían y salvan, porque son la luz, caminaron en medio de la oscuridad y resucita en luz.

“el crepúsculo no se considera como un descenso sino la inserción del astro en las regiones inferiores, en el reino de los muertos, de los monstruos, de los demonios, de lo larvario. El sol tiene el privilegio de atravesar la zona ctónica (tierras profundas) sin haber muerto previamente y su paso por tales lugares le confieren categorías funerarias. De ahí su ambivalencia: dador de luz y viajero de la oscuridad”2

Vemos la necesidad del ser humano de contar con un guía para los caminos desconocidos de la muerte y la vida eterna, un guía de luz/vida ante la oscuridad/muerte.

El próximo estudio expondremos las “características solares” de Jesús y finalmente concluiremos en el por qué se debe celebrar la navidad libremente sin pensar que por tener un origen pagano la vuelva anti Cristo.

Primera parte del estudio: https://manahu.wordpress.com/2011/12/24/navidad-una-celebracion-a-jesus/

1/2. Chinchilla, Kattia. Conociendo la Mitología. Editoria UCR, 2010. PP. 187-188

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s