Ilustraciones de Doré: El Diluvio.

Estándar

Génesis 7: 23 “Quedó borrado todo lo que se levanta sobre el suelo; hombres, ganado, reptiles y aves del cielo fueron borrados de la tierra; sólo quedó Noé y los que estaban con él en el arca”

Mini Estudio

El impacto del racionalismo en el pensamiento humano ha llevado a científicos y otros a investigar este relato a través de los lentes de la razón para comprobar o descartar la existencia de Noé, el diluvio y el arca. Esto más la tendencia de los nuevos creyentes de leer denotativamente la biblia ha llevado a la gente a concebir el relato de Noé (y la biblia en sí) como un texto histórico, perdiendo todo el valor simbólico que contiene.

Cito parte del estudio de este relato hecho por el equipo internacional que colaboro en lo comentarios de La Biblia de Nuestro Pueblo, que nos puede ayudar a entender como intentar abordar el texto de forma connotativa y poniéndonos en los zapatos del pensamiento mítico-simbólico:

 “…no es necesario ni trae ningún beneficio a la fe preguntarnos por la veracidad histórica del diluvio, ni por la existencia real de Noé y de su arca. Si nos ubicamos en el punto de vista del escritor sagrado y en el contexto socio histórico y religioso donde adquiere su forma actual este antiguo mito, la preocupación por la verificación y comprobación de esas cuestiones es inexistente. Tanto el lector como el oyente prestaba atención a lo que quiso decir el redactor.”

El diluvio es un mito difícil de estudiar en unos pocos párrafos por su gran contenido simbólico, por lo tanto me concentraré en exponer el simbolismo de un elemento obviamente presente a lo largo del relato: el agua. Aún así es un tema tan amplio que voy a dividir el mini estudio en dos : en el primero explicaré algunos rasgos básicos y simbolismos del agua propiamente y la otra semana publicaré otro analizando  las propiedades simbólicas del agua en el Diluvio de la Biblia como una sumersión de la humanidad.  

Antes debemos de saber que el diluvio no es un mito propiamente hebreo, sino que muchas culturas tienen dentro de sus relatos mitológicos  al del diluvio, por ejemplo la babilónica, la griega,  la maya, azteca, inca, entre otras. Obviamente cada una con sus diferencias y propósitos respectivos.

Lo primero que debemos saber es que el agua se considera como la fuente y el origen de la vida por excelencia (esto nos parece muy contradictorio si estamos hablando de diluvio, pero más adelante lo explicaremos) es la sustancia primordial que tiene el poder de dar vida, la vida está latente en ella.

 Si miramos hacia el mar notaremos que parece infinito o más bien homogéneo: no sabemos dónde comienza ni dónde termina, todo está junto;  en el pensamiento simbólico este es un principio del agua ( indiferenciación) . Y es por este principio que el agua es la matriz de todas las posibilidades de ser, porque la diferenciación es en sí exisistir.  Todo individuo diferenciado surgió de la homogeneidad del agua, o sea cada ser existente (diferenciado) fue en un momento dado uno con el agua y se diferencio a partir de ella, quien le dio la vida.  No olvidemos estos puntos porque los volveremos a retomar después.

El agua, como portadora de vida que es, simboliza regeneración. El agua es purificadora, limpia , lava. “Purificadora porque limpia alejando toda impureza; regeneradora porque constantemente retorna todas las cosas a su estado original…” es importante recordar lo que está señalado en negrita para el segundo estudio que se publicará la otra semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s