Cita Semanal: Francisco de Asís

Estándar

 “La ley de Cristo, que se cumple en el amor, nos obliga a procurar la salvación de las almas más que la del cuerpo.” 

Francisco de Asís

¿En qué, pues, consiste el pecado?

Nació en Asís, ciudad de Umbría, Italia; en el año 1182. De ser hijo de un rico comerciante y de tener una  juventud disipada en diversiones, pasó a vivir bajo la más estricta pobreza y observancia de los Evangelios y predicó a todos el amor de Dios.  Francisco fue el fundador de la Orden Franciscana y de una segunda orden conocida como Hermanas Clarisas, ambas surgidas bajo la autoridad de la Iglesia Católica en la Edad Media, al contrario de otras hermandades que fueron consideradas herejes.

Su vida religiosa fue austera y simple, por lo que animaba a sus seguidores a hacerlo de igual manera. Esta  forma de vivir no fue aceptada por algunos de los nuevos miembros de la orden; aún así, Francisco no fue reticente a una reorganización. La orden de Asís no fue canonizado por la Iglesia Católica sino hasta en 1228. Murió en el año 1226.

Anuncios

»

  1. Bueno, es discutible, aunque lo fuera dicho por Francisco de Asis.

    La dicotomía entre cuerpo y espíritu es de influencia helenística. En realidad dicha división no existe, la expericia humana, no puede ser sentida y vivida por una mitad, sentimos en “cuerpo y alma” como se dice popularmente. La salvación no es ahora mismo, integral y no fragmentada.

    Saludos!

  2. Fe de erratas: quise decir: ” La salvación es ahora mismo, integral y no fragmentada” (se me coló ese no)

    Ya desde el siglo III a.C. Podemos ver ese dualismo en los griegos, decía Platón que el cuerpo es una carcel del espíritu, y que éste una vez liberado del cuerpo, podía ir por fin a la realidad de las ideas puras, por que todo lo que vemos es aparente, sombras de las ideas que las inspiraron, algo por el estilo.

    En efecto el mundo cristiano está tremendamente influenciado por el mundo helénico, tanto así que todo el periodo patrístico y la escolástica medieval están influenciados por este, tratando de conciliarlos.

    No así el judaísmo, que tiene su exclusividad, y que si bien fue helenizado, hubo resistencia, el judaismo mantuvo su esencia; en ese sentido, el cristianimos bebe tanto del judaismo y del helenismo.

    Por otro lado, durante la conquista de nuestro continente, los piadosos sacerdotes y conquistadores se preocuparon mucho por salvar el alma de los pueblos actóctonos, tanto así que no les importó aniquilarlos físicamente, los bautizaban para salvar sus almas, pero sus cuerpos eran propiedad de los esclavizadores… todo ésto está teológicamente justificado según ellos.

    Hoy, en medio de tanta exclusión social y marginalidad, ¿importa salvar el alma de los niños, mujeres y hombres habrientos, de quienes sufren persecución, guerras, discriminación, violencia? La salvación insisto, es la salvación del cuerpo y el espíritu, todas nuestras experiencias parten de ambas y van hacia ambas, la vieja dicotomía se presta para abusos históricos lamentables.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s